15 julio 2009

C'est fini.

Se terminó. Ésta será la última entrada del blog. Ha sido un placer haber compartido con todos vosotros tantos buenos momentos de este añito en Rennes. Pero mi Erasmus se terminó, y con él mi blog se termina también.

Muchas gracias a todos por haberme leído durante todo este tiempo, por vuestros comentarios y por todo vuestro apoyo. Sin vosotros no hubiera sido posible. Tengo que reconocer que me lo he pasado genial escribiendo este blog y que no me imaginaba que pudiese haber tantas cosas que contar, y las que quedaron…

Espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo, y a los futuros Erasmus de Rennes, espero que encontréis aquí información que os pueda resultar útil para preparar vuestro Erasmus y para conocer un poco más la ciudad antes de venir.

Para terminar, decir que no descarto volver a hacer algo parecido en el futuro. Si lo hago, por supuesto, os lo haré saber.

A seguir dándolo todo. Un abrazo.

Martín.

No fue un sueño. Fue real.


La expresión que más escuché decir a la gente en el momento de marcharse fue: - "Que el Erasmus había sido un sueño" - Es cierto que un año tan intenso como éste, con tantas experiencias y aventuras, es algo irrepetible.


Poder hablar diferentes idiomas en un mismo día. Convivir con gente de tantos países distintos y aprender y compartir tantas cosas con ellos es algo excepcional.


Pero todo esto, aunque pueda parecerlo ahora que volvemos a casa, no ha sido para nada un sueño. Todo el mundo tiene que volver al lugar que le corresponde, es lo normal. Pero lo hará llevándose consigo una maleta cargada de recuerdos y experiencias, hablando un nuevo idioma y con amigos por todo el mundo. Y eso es desde luego, algo muy real y algo por lo que tenemos que estar contentos.


09 julio 2009

¿Se aprende bien un idioma yéndose de Erasmus?

La respuesta es sí. Y no es tan determinante el nivel que se tenga del idioma antes de venir, como la motivación que se tenga para aprenderlo, una vez en nuestro país de destino. Asimismo otro ingrediente fundamental es no pasar todo el tiempo con gente que hable español. Sobretodo al principio que es cuando más se aprende. Lo ideal sería tratar de hablar con algún francés, o por lo menos con otros estudiantes extranjeros que hablen el francés mejor que nosotros. Para que así nos empujen a aprender. Todo ello no quiere decir que esté prohibido hablar español.

Después de 9 meses en Francia, puedo decir que soy capaz de mantener una conversación en francés con cualquiera y prácticamente sobre cualquier tema. Aunque para empezar a hablar el idioma hace falta bastante menos tiempo.



Imagen extraída de: http://lores.soy.es/page/3/


Al principio del Erasmus todo es muy difícil. La comunicación es posible, aunque pronto uno se da cuenta de lo difícil que es mantener una conversación en condiciones. Tener una base gramatical y de vocabulario buena ayuda. Aunque la falta de fluidez con el idioma hace que hablar con cualquiera suponga un gran esfuerzo. Por nuestra cabeza fluyen frases y frases, aunque acertar con la frase más adecuada para cada momento, no siempre es fácil. Uno se siente bastante limitado. Los primeros días son siempre agotadores.

El oído, pronto empieza a acostumbrarse al nuevo idioma. En unas dos semanas hablando en francés a diario, ya somos capaces de entender una buena parte de las cosas que nos dicen, aunque todavía nos cueste hablar con soltura. Es al cabo del primer mes, después de tortuosas y tortuosas conversaciones, cuando ya se empieza a hablar con comodidad. A tal punto habremos escuchado y aprendido ya, las expresiones más usuales del idioma. Y es por eso que yo creo que para realmente tener progresos a la hora de aprender un idioma, el periodo mínimo que se debe de estar en el extranjero es de un mes. Y si pueden ser 2... ¡Mejor que mejor!

Una de las cosas que más me sorprendieron, fue cuando me dí cuenta de que era capaz de copiar lo que dictaban los profesores en clase. Esto me ocurrió al cabo de 1 mes y medio de llegar aproximadamente. Al principio, tenía que mirar a menudo por mis compañeros muchas palabras que no entendía. Aunque poco a poco ya casi no necesitaba ayuda. ¡Ésta es sin duda una de las sensaciones más gratificantes! ¡Indicio de que estás empezando a dominar el idioma!

En los 2 ó 3 primeros meses de mi Erasmus fue cuando más avancé en todo el año y cuando realmente me hice con mi base sólida de francés. A partir de aquí se sigue aprendiendo, aunque los progresos son más lentos. Fundamentalmente se continúa mejorando en: pronunciación, tiempos verbales, expresiones cotidianas, bromas, vocabulario, argot...


01 julio 2009

Al sur de Francia.

Ésta era la última zona de Francia que nos quedaba por conocer. ¡Y tuvimos mucha suerte porque hizo buen tiempo y pudimos ir a la playa!

Recorrido: Burdeos, Toulouse, Carcassonne, Marsella, Niza y Mónaco.


Burdeos: es una ciudad de aspecto clásico. Muy elegante. El centro se ve muy ordenado y con las calles y los edificios impecables. Es muy bonita la zona para pasear a orillas del río Garona.


Toulouse: una ciudad completamente distinta al resto de las que conocí en Francia. Se parece mucho más a una ciudad española. Los edificios son de color anaranjado y rosado. (A Toulouse se la conoce como la ciudad rosa). Personalmente, a mí me recordó mucho a Zaragoza, sobretodo a la zona próxima al río Ebro. Comparte el río Garona con la vecina Burdeos. Tiene mucha marcha y mucho ambiente universitario.


Toulouse. Imagen extraída de: http://depts.drew.edu/fren/study_abroad.htm



Carcassonne: merece la pena visitar su impresionante castillo medieval en lo alto de una montaña, con su doble sistema murallas. La ciudad está muy próxima a España.


Marsella: existe el mito, muy extendido, de que esta ciudad no es bonita, pero yo más bien pienso todo lo contrario. Tiene mucho encanto. Sobretodo la zona del puerto viejo.


Desde Marsella se pueden tomar buses urbanos hasta la cercana zona de Les Calanques. Unas playas salvajes, a las que se llega después de atravesar un pequeño bosque y descender por unas escarpadas montañas. El premio final, bañarse en estas ocultas playas vírgenes, merece la pena.


Les Calanques. Un paraíso perdido. Si os acercáis a Marsella no os podéis perder esto.



Niza:
el destino más cosmopolita del viaje. Por momentos casi oímos hablar más en inglés o en español que en francés. ¡Llenísimo de turistas!


La ciudad tiene un paseo marítimo enorme con playas. Aunque éstas no son de arena, sino de piedrecillas.


Mónaco: muy pequeñito, aunque bastante bien aprovechado todo el espacio.


En Mónaco es posible pasearse por las calles por donde transcurre el Gran Premio de F1. Incluso por el túnel del circuito.


Asimismo, cualquiera puede entrar libremente al casino de Montecarlo. Aunque solamente a la zona de máquinas de juego. Para acceder a la zona de apuestas es necesario pagar 10 euros.


En Mónaco me llamó mucho la atención lo elegante que iba vestida la gente. En plena tarde era frecuente encontrarse tanto a hombres como mujeres vestidos con sus mejores galas.


22 junio 2009

Transporte público (STAR Rennes Métropole)

- Colaboración de Rubén -

La ciudad cuenta con un sistema de transporte público... IMPRESIONANTE, por lo menos con respecto a su tamaño.


EL METRO.


Se trata de una linea de VAL que va de norte a sur (o de sur a norte), tiene ascensores directos desde la calle a la plataforma y la frecuencia es de aproximadamente 2 ó 3 minutos los días laborales. Está perfectamente conectado con el resto de infraestructuras de la ciudad, como lo son por ejemplo la Gare SNCF y la Gare Routière (estación de tren y de bus respectivamente).




Sus horarios son desde primera hora de la mañana (5,30 aprox.) hasta las 12,30

Cabe destacar la voz de la señorita que va anunciando las diferentes paradas y los lugares de interés próximos a cada una de éstas. Mi favorita es Anatole France (accès Halte SNCF), la dulzura con que lo dice hace que sea un momento especial... :D Al llegar al final de línea -en ambos sentidos- la voz pasa a ser masculina, dommage!


LOS BUSES.

Plaza de Republique. Centro neurálgico de Rennes.


Puntuales la mayoría de las veces (99%), normalmente son articulados, lo que nos hace ver, a simple vista, el número de personas que lo utilizan.


Cualquiera que llegue a Rennes por primera vez no tendrá ningún problema al utilizarlo ya que traen un resumen de su línea en un soporte en el techo y en cada una de las paradas está escrito su respectivo nombre.


LAS BICIS.


Unas cuantas paradas han sido ya puestas en servicio el día 6 de junio (2009) y el resto lo harán en septiembre, por lo que los que vayáis el curso que viene estáis de enhorabuena si os gusta dar pedal. En Rennes es muy común moverse en bici.


EL STAR DE NUIT.


Conecta Beaulieu con Villejean durante la madrugada, y es especialmente interesante cuando hay fiesta en cualquiera de éstos dos lugares para ir a salir luego al centro. No puedo dar más datos, es un básico que tiene que ver uno mismo, ¡cada vez que montas es una experiencia completamente diferente!


LOS REVISORES.


Si los Men In Black suben un día al autobús/metro, no os asustéis... a menos que no tengáis billete.


En ese caso, según comentan las víctimas, la multa es variable: desde 24, pasando por 40 y llegando incluso hasta los 80 euros... ¿Cuál de éstas será la que os pongan a vosotros? Para no tener que pensar en eso lo que podéis hacer es cargar vuestra carte KorriGo con una tarifa que cubra toda vuestra estancia en Rennes... si se paga al principio, aunque duele mucho, ya está hecho, y después podéis viajar despreocupados.


La carte Korrigo se puede comprar en la oficina de Star, situada en la calle que está justo detrás de la Place de Republique. Y la tarifa que da derecho a usar libremente todos los transportes públicos de Rennes durante 9 meses es de unos 220€.

Para más información: www.star.fr

21 junio 2009

Escapada a Estrasburgo y Luxemburgo.

Estrasburgo.

Esta capital europea, sede del parlamento y de otras instituciones de la Unión, está al ladito de Alemania. De hecho, se puede atravesar a pie el puente internacional sobre el Rhin y llegar a Khel, la ciudad alemana fronteriza.


El centro histórico de Estrasburgo, plagado de canales y de casitas típicas, es de los más bonitos que ví en ninguna ciudad de Francia. Lo mejor, el barrio de la Petite France.



Luxemburgo.

Estuve en la capital un día, y si pudiera volver en otra ocasión me gustaría visitar con más calma el resto del país, ya que por lo que escuché decir y por lo que ví desde el tren, me pareció precioso y creo que podría dar para mucho más.


La ciudad de Luxemburgo es muy pequeña. No llega a los 100.000 habitantes y su centro se puede recorrer con tranquilidad en un par de horas. El núcleo principal está en lo alto de una montaña y se extiende por los valles de los alrededores. La vista es impresionante.



La población de Luxemburgo es extranjera en su mayoría, predominando los portugueses. Aunque no me esperaba encontrarme a tantos.


El país da la impresión de ser muy tranquilo, pero no aburrido. Tiene vidilla. Y es bastante caro. Sin embargo, por lo que me comentaron, el tabaco, el alchohol y la gasolina son más baratos que en países vecinos y por ese motivo mucha gente viene a Luxemburgo a aprovisionarse de todo esto.



07 junio 2009

La plaza de Sainte-Anne. Rennes.

http://static.panoramio.com/photos/original/13067412.jpg


- Colaboración de Rubén -

Uno de los lugares que a los Erasmus nos causa más impacto, sobre todo para los que
llegamos en septiembre, es la plaza de Santa Ana.

La primera impresión es la de ser un lugar idílico, con terrazas y más terrazas llenas de
gente aprovechando hasta el último rayo de sol...

Pero una vez sales de fiesta y pasas por allí a partir de las 11 de la noche te das
cuenta de que el cuento cambia bastante: el ambiente se torna más de suburbio y deseas
cruzarla lo más rápido posible para que nadie te pida un cigarrillo, fuego o te venga a
ofrecer cualquier otro producto.

Consejo: aprovechad el mercado de libros que se instala con bastante frecuencia -podéis
conseguir obras interesantes a precio reducido- y admirad también el maravilloso tiovivo
que está allí casi de forma permanente... ¡Parece de principios de siglo!

Un lugar maravilloso en el que tomar algo a principio de curso para librarse de la
tensión del papeleo. Luego se termina por ir de forma automática a la Rue de la Soif. (La calle de la fiesta en Rennes, que está justo al lado).

Situación: metro Sainte-Anne (No hay forma de perderse, jajaja).

03 junio 2009

El Bretón. Un idioma en peligro de extinción.

En Francia, al igual que en España, hay regiones con lengua propia, pero desafortunadamente sus hablantes no han tenido la misma suerte que hemos tenido en España. Porque en el país galo, el poder central del estado ha estrangulado a las lenguas minoritarias hasta su casi desparición.



En Bretaña, se habla el bretón, una lengua de origen céltico, como el gaélico (Escocia) o el irlandés (Irlanda). Sin embargo no pervive en toda la región bretona. Solamente se mantiene en una estrecha franja costera, en el extremo oeste. Y aún encima, en este zona, casi ningún jóven conoce ya más que unas cuantas palabras y expresiones básicas. La mayoría de la gente con la que me encontré este año que venían de allí, me dijeron que sus abuelos lo hablaban, pero que ellos ya no. De hecho hubo un tiempo que se hablaba en toda la Bretaña, pero eso ya es historia.




En Rennes he visto algún colegio en el que se impartía enseñanza bilingüe, en francés y en bretón. Pero sólo son excepciones. Por tanto, la enseñanza del bretón no es obligatoria para todos; a diferencia de lo que ocurre en España, en las regiones con lengua propia. Una verdadera lástima, porque de este modo el bretón está condenado a su desaparición.

Como curiosidad, decir que existe algún movimiento nacionalista e independentista en Bretaña, aunque su peso en el panorama político es residual.

Pese a todo lo anterior, los bretones mantienen manifestaciones culturales propias como las Fest-Nôz. Fiestas folclóricas de danza y música celta que se celebran periódicamente por toda la región. Asimismo, cada año tiene lugar en verano el Festival Interceltique de Lorient. El mayor evento de música celta del mundo, con una duración de 10 días.

Visto el desalentador panorama de la lengua bretona. Considero que realmente no somos conscientes de hasta que punto, en Galicia somos afortunados con la situación de nuestro idioma. El gallego se enseña a todos los niños en la escuela sin distinción. Se utiliza en la administraciones públicas en igualdad de condiciones con el castellano. Tenemos también emisoras de radio y televisión públicas en gallego, así como periódicos, literatura... Cosa que por desgracia no ocurre en Bretaña.



- Artículo dedicado a la comunidad gallega estudiosa de la cultura celta, establecida en Bretaña-





24 mayo 2009

Cómo son las residencias en Rennes.

Muchos de vosotros me habéis pedido que hablase sobre las residencias en Rennes. Yo vivo en Patton, pero he estado en alguna de las otras y he visto que todas ofrecen prestaciones similares.

Cocina.

Hay una en cada planta. Tienen cuatro fuegos eléctricos para cocinar, un microondas y luego hay varias neveras comunes. En nuestra residencia compartimos una nevera cada 6 personas y casi nunca hemos tenido problemas de falta de espacio o de robos.

Se echa de menos un horno para preparar algunos platos, además de un congelador.

Se cierran cada día desde las 11 de la noche hasta las 5:30 de la mañana.

No hay servicio de comedor en las residencias. Aunque cerca de muchas de ellas hay comedores universitarios.




Duchas.

En cada planta hay también cuatro duchas y cuatro baños. Nunca tuvimos problemas de espera, porque la gente acostumbra a ducharse a diferentes horas. Por la mañana, por la tarde, antes de acostarse...

No hay duchas en las habitaciones, ni tampoco cocinas, a excepción de en las residencias privadas. Como es de suponer, éstas tienen un coste mucho mayor.

Las habitaciones.

En todas las residencias de Rennes en las que he estado son parecidas. De 9 m2, tienen una cama, un lavabo, un bidé, una mesa de escritorio con su correspondiente silla, un armario, varias estanterias y también una butaca para acomodarse.

El primer día se os dará un juego de sabanas y un par de mantas.

Si vienese algún amigo a visitaros, podría quedarse a dormir en vuestra habitación sin ningún problema.




Lavandería.

En Francia es muy frecuente que todo el mundo lave su ropa en este tipo de establecimientos. Podréis encontrar las famosas "laveries", bien en vuestra residencia, o bien en cualquier barrio de la ciudad, junto a vuestro supermercado habitual. Están por todas partes. Yo me decanto siempre por la segunda opción, ya que la lavandería de la residencia es muy pequeña y suele estar ocupada.

Las laveries cuentan con varias lavadoras y máquinas secadoras, así como con dispensadores de detergente. Todo ello funciona con monedas y es muy sencillo de utilizar. El segundo día ya seréis unos expertos.

El gasto semanal en lavandería es de unos 5 euros aproximadamente.

Otros servicios.

Wifi. Vuestra residencia os proporcionará acceso a Internet a través del proveedor nacional Wifirst. Su precio es de 19,90 €/mes y los pagos se realizan por domiciliación bancaria.

Sala de tv.

Salas de estudio.

Sala de estar grande. En el caso de Patton, mi residencia es una sala de ping-pong.

No hay gimnasios ni salas de ordenadores. Aunque en muchas residencias hay instalaciones deportivas. En la mía, por ejemplo, hay una cancha de tenis.

Solicitud de residencia.

Para solicitar la residencia tenéis que poneros en contacto por e-mail con el coordinador de vuestra futura facultad en Rennes. En francés, claro. Pero no os preocupéis si vuestro nivel no es demasiado bueno. Ellos ya están acostumbrados a esto y os enviarán directamente un formulario a rellenar para solicitar residencia, además de otra información útil sobre la ciudad.

Normalmente cada facultad tiene un convenio con una determinada residencia. Por tanto ésta os será asignada en función de donde estudiéis y siempre tendréis derecho a una plaza.

Si preferís buscar una residencia por vuestra cuenta también podréis hacerlo. El listado y las características de las residencias de la ciudad se puede consultar en la página:

http://www.adele.org

Precios y ayudas.

137,90 €/mes es el precio medio de las residencias públicas del Crous. En el primer pago debéis abonar una mensualidad adicional a modo de fianza, que os será devuelta al final de vuestra estancia, siempre que vuestra habitación esté en las mismas condiciones en que os fue entregada.

Una vez que solicitéis y os concedan la ayuda de la CAF para el alojamiento, las mensualidades se quedarán en 97,60 €.

Se os descontará el importe ya pagado en los meses anteriores, correspondiente a la ayuda, salvo en el mes de septiembre que no está cubierto.

El CAF es una ayuda que concede gobierno francés tanto para la gente que vive de alquiler en pisos, como para la que vive en residencias, con independencia de su nacionalidad.

Se solicita en vuestra residencia a partir del mes de octubre, o también acudiendo a la oficina de la CAF de Rennes.


Para más información: https://www.caf.fr/wps/portal/





20 mayo 2009

Los primeros adioses.

Hoy hemos despedido al grupo de chinos de nuestra residencia.

Fue un placer conocer a esta gente tan diferente a nosotros, pero tan simpática y abierta al mismo tiempo, y haber convivido un año con ellos.

De los chinos recordaré siempre lo bien que cocinaban, que siempre nos daban a probar su comida y que incluso aprendieron alguno de nuestros platos, como la tortilla.

Muchos de ellos volverán a Rennes en septiembre. En total van a pasar 3 años en Francia para aprender bien el idioma. La mayoría de ellos llegaron sin saber casi francés, y al final de este año ya empezaban a conocer muchas frases y sobretodo a entender. Hay que tener en cuenta que su idioma es muy diferente al nuestro.

Algún día, dentro de unos cuantos años, espero conocer China y volver a ver a alguno de mis amigos.

马 丁 (Martín).



Las chinas, un día que hicimos una fiesta gastronómica.





15 mayo 2009

Las piscinas en Rennes.

-Colaboración de Rubén-

No todo yéndose de Erasmus son fiestas, viajes e ir a la facultad, también hay que buscar tiempo para hacer algo de deporte. A mi me gusta nadar, pero cuando eres nuevo en Francia esto se puede convertir en un deporte de riesgo.

Hay tres piscinas climatizadas en Rennes: Saint Georges (en el centro), que es muy antigua y por tanto muy peculiar -merece la pena ir a verla al menos una vez-, Villejean (en el campus de Rennes 2) y Bréquigny (al sur de la ciudad) que por cierto es la única olímpica y en la cual el ambiente es de deporte, a diferencia de las demás que podríamos calificar de bañeras grandes.

Hasta aquí todo normal, pero ahora viene lo curioso: los hombres hemos de llevar un bañador ceñido, de lycra, sea slip, sea boxer... ni se os ocurra entrar con el típico short con el que se va a la playa, os mirarán casi peor que si entraseis completamente desnudos y... el socorrista os dirá que no podéis bañaros con él. Dommage!

En cuanto a las mujeres, no se especifica nada, de hecho es bastante normal que en lugar de llevar bañador deportivo (es decir, de cuerpo entero) lleven bikini… en ese caso no hay problema… sin comentarios.


Piscina climatizada de Saint-Georges. La más antigua de Francia.


Lo del traje de baño, lo podría entender –no puedo-, pero sin duda lo peor es que el gorro no es obligatorio, y cuando digo que no es obligatorio es que casi nadie lo lleva –por no decir nadie-. Sinceramente, no me considero escrupuloso, pero ver entrar a un tío con las rastas hasta la cintura… parece Davy Jones…

En contra de lo que pueda parecer no hay pelos flotando en el agua, al menos no más de los que nos podemos encontrar en una piscina española (que es el caso que mejor conozco), pero sin duda la primera impresión es dura.

Más información sobre las piscinas de Rennes en:

http://www.rennes.fr/index.php?id=665&id=665

10 mayo 2009

Los horarios franceses.

Desde que estoy en Francia he tenido que adaptar mi ritmo de vida a unos horarios muy diferentes a los españoles. Desde lo relativo a la hora de comer, pasando por las salidas nocturnas, hasta los horarios de los comercios.

Por la mañana, los horarios normales de las clases en la universidad, así como los de las tiendas, van desde las 8:00h hasta las 12:00 ó 12:30h como mucho.

Se come de 12:00 a 13:30h y luego los comercios vuelven a abrir sus puertas desde las 14:00h hasta, dependiendo de los casos, las 17:00, 18:00 ó 19:00h. Aunque por supuesto, siempre hay algún sitio abierto hasta más tarde para hacer las compras de última hora.

Tengo la impresión de que aquí se trabajan menos horas que en España y de que hay más tiempo libre por las tardes. Además, sobretodo a principio de curso, notaba que aquí se hacía todo como una hora y media antes que en España, aproximadamente.

Respecto a la cena: se suele hacer a partir de las 19:00 y hasta las 20:30h.



"La persistencia de la memoria". Salvador Dalí.


25 abril 2009

Suiza y Liechtenstein.

Ginebra.

La capital gallega de Suiza. Aquí me encontré con un montón de paisanos de mi tierra, ví bares que ofrecían "Pulpo à la galega" y hasta una oficina de CaixaGalicia que tenía la publicidad en español. Vamos que, en Ginebra me sentí como en casa!

A primera vista parece una ciudad muy tranquila aunque tiene un ambiente muy cosmopolita. Un tercio de la población son extranjeros. Aquí están las sedes de muchos organismos internacionales como: las Naciones Unidas (su sede en Europa), Unicef, la OMS, la OIT y hasta la Cruz Roja.

Me pareció una ciudad muy rica. Con muchos sitios donde gastar el dinero, si se tiene claro. Por la calle era normal ver muchos coches de lujo. Hasta me encontré en pleno centro con un concesionario de Ferrari. ¡Así, cómo quien no quiere la cosa!


Ginebra, a orillas del lago Lemán y su famoso chorro de agua. (Jet d'eau).

Una imagen del día a día ginebrino.

Zurich.

Bienvenidos a la ciudad con más calidad de vida del mundo. Aunque yo con tanto tranvía y tanto carril-bici, muchas veces tuve que tener bastante cuidado para no ser atropellado.

En esta ciudad, que también tenía su propio lago, se percibía muchísima vida. De hecho está considerada una de las ciudades más modernas y dinámicas de Suiza. Además de su capital financiera. En Zurich se veían muchas tiendas de moda de todo tipo, muchas terracitas que invitaban a detenerse y a tomar algo con tranquilidad, y bares con música en directo, ya desde por la tarde. ¡Muy recomendable para una escapada!


Zurich y uno de sus "miles" de tranvías.

Liechtenstein.

¡El destino exótico del viaje!

¡Es pequeñísimo! Vaduz, la capital, tiene sólo 5.000 habitantes y su aspecto es el del típico pueblo de montaña que está cerca de una estación de esquí. Muy distinto del concepto de otros micro-países, como Mónaco, por ejemplo.

La ciudad se reduce prácticamente a dos calles principales, una que es una carretera que la atraviesa, donde se encuentran los principales bancos del país, y otra que es una calle peatonal, con muchas tiendas de souvenirs, además de bares y museos, como el museo del sello de Liechtenstein. En esta calle además podemos ver: el parlamento nacional y el ayuntamiento de Vaduz

En lo alto de una montaña, junto a la capital, está el castillo de los príncipes de Liechtenstein. Aunque no se puede visitar, ya que es su residencia oficial. Sin embargo, merece la pena acercarse hasta allí para disfrutar de la vista de la ciudad.

Para recorrer el país, hay un servicio de buses que une sus distintas ciudades. Pero es tan pequeñito, que yo, cuando quise darme cuenta, estaba en en una ciudad de Austria al lado de la frontera. (Feldkirch).

Percibí en toda la gente de Liechtenstein con la que hablé, un espíritu de estar muy orgullosos de su país. Cuando me marché me llevé conmigo la sensación de que todo lo que había visto ese día había sido un espejismo, pero que mereció la pena vivirlo.




video
Panorámica de Vaduz, la capital de Liechtenstein.




21 abril 2009

Saluuuuuuuuuuut!!!

¡Hola, boas, salut! ¡No me he olvidado de la gente! Estas dos últimas semanas fueron de vacaciones en Francia y me he visto obligado a mantenerme alejado de los ordenadores.

He recibido visita familiar y también he aprovechado para acercarme por tierras suizas y por el sur de Alemania.

Vuelvo a la carga con historias frescas que contar, en la mejor etapa del Erasmus... ¡Los dos últimos meses ya! ¡Cómo pasa el tiempo!

SE BUSCAN IDEAS para contar en el blog. En estos dos últimos meses no quiero dejar ningún tema sin tocar. Podéis decirme por aquí sobre qué queréis que hable. C'est à vous...


18 marzo 2009

Un día en DisneyLand.

Como me decían cuando era pequeñito, en esta vida hay que tener paciencia. Y así es que con 22 añitos por fin logré cumplir mi sueño de ir a DisneyLand. ¡Y me lo pasé como un niño!

La idea de ir fue de Anna, una Erasmus alemana de nuestra facultad que tiene su coche aquí. Salimos de Rennes a las 6 de la mañana y a las 10:30h ya estábamos entrando en el parque para pasar allí todo el día.


Nuestra expedición, delante del castillo de DisneyLand.


No es un parque de emociones fuertes propiamente dicho, aunque también tiene sus montañas rusas con loopings, además de otras atracciones interesantes.

Le recomiendo a todo el mundo que vaya, que no se pierda el "Moteurs Action", un espectáculo de coches y motos que muestra en vivo como se crean este tipo de efectos especiales para las películas. ¡Espectacular! Sólo se programa unas cuantas veces al día y merece la pena.

¡Muy importante! Para no perderse a ninguno de los personajes de Disney, la mejor opción es presenciar el desfile que se celebra en la zona de entrada del parque, al principio de la tarde. ¡Fantástico!


04 marzo 2009

Salir por la noche en Rennes.

Rennes es una de las ciudades con más estudiantes universitarios de toda Francia y por tanto, una de las ciudades con más fiesta. Está repleta de estudiantes de todas las partes del mundo y tiene mucha vida. Os hablo un poquillo de las zonas de marcha de la ciudad.

La rue de la Soif.

Su verdadero nombre es rue Saint-Michel, aunque aquí todo el mundo la conoce como la rue de la Soif (Calle de la Sed). Os podéis imaginar por qué.

Es una calle no demasiado grande, pero que está llena de bares. Punto de partida habitual de toda salida nocturna.

La pinta de cerveza. Un medio litro aproximado, cuesta 3 euros. Cierra entre la 01:30h y las 02:00h.



Los jueves no cabe un alfiler. C'est enorme!


Prolongación de la fiesta.


Los bares de nuit (pubs) se encuentran diseminados por varias zonas más pequeñas del centro de la ciudad, como la place de Champ-Jacquet o la place des Lices. Abren hasta las 03:00h.
¡Pero mucho ojo con los precios! ¡La pinta de cerveza se dispara hasta los 8 euros!

Las boîtes de nuit (discotecas) no están demasiado lejos del centro y son la mejor opción para prolongar la fiesta -(06:00 h.)- pero también la más cara. Las entradas están sobre los 10 euros. Sin embargo, dependiendo de la discoteca y del día, antes de determinada hora no hay que pagar entrada. Pese a ello, la franja de entrada gratis suele ser bastante temprano, por lo que conviene estar atentos.


23 febrero 2009

Vacaciones de febrero.

Aprovechando las vacaciones de febrero, decidimos hacer un nuevo viajecillo por Europa. Esta vez visitamos nada menos que ciudades de cuatro países: Lille (Francia); Bruselas (Bélgica); Colonia (Alemania) y Amsterdam (Holanda).

Bruselas.

¡Me encantó! Antes de venir no tenía grandes expectativas sobre la ciudad, y me encontré con que era una auténtica preciosidad. Lo más bonito, la "Grand Place", patrimonio de la humanidad.

En Bruselas se debe visitar la famosa fuente del "Maneken Piss", además del "Atomium" y de las principales instituciones de la Unión Europea. Y por supesto no olvidarse de probar la cerveza y el chocolate belgas. Destacar la amabilidad de la gente. Muchos, si te veían con un plano por la calle, se ofrecían para ayudar. Una ciudad sin prisas.


Junto al Maneken Piss.


Colonia.


La ciudad fue prácticamente arrasada en la II Guerra Mundial, por eso es muy moderna. Su gran catedral se mantuvo en pie.

Me sorprendió mucho la vista al salir de la estación de tren, y encontrarme con la catedral justo enfrente. Contra lo que pueda parecer, la moderna estación no desentona para nada con el entorno.

Por la ciudad pasa el río Rhin. Impresiona ver su anchura y cómo por él navegan barcos cargados de mercancías. Decir también, que en Colonia se celebran unos de los carnavales más famosos de Europa.


Foto de Elemaki en wikipedia.org


Amsterdam.

Si váis a Amsterdam os recomiendo que alquiléis una bicicleta porque os lo pasaréis genial y podréis llegar a muchos más sitios. No son demasiado caras. Nosotros por 2 días pagamos 17 € (por persona). En la ciudad se veían casi más bicicletas que coches.



Amsterdam, como ya sabréis, es una ciudad muy turística y con mucha animación, pero que también cuenta con infinidad de museos muy interesantes. Si tuviese que quedarme con alguno de ellos, escogería el museo Van Gogh, porque pocas veces se tiene la ocasión de ver algo igual. ¡Sus cuadros son mágicos! ¡Sería capaz de pasarme horas enteras mirando alguno de ellos!


14 febrero 2009

A Londres y a Estocolmo por un céntimo.

Por un céntimo. Así es. Antes de las Navidades nuestra amiga Rocío nos hizo un regalo aprovechando una oferta especial de Ryanair. Un viaje en avión a Londres y a Estocolmo por un céntimo cada uno. ¡Quién me iba a decir a mí que este año iba a pasarme por Suecia!

Londres.


A veces resulta difícil encontrar a ingleses por el centro de la ciudad, debido a la cantidad de gente de todas partes del mundo que hay.

A diferencia de París, dónde la mayoría de los extranjeros que se ven por el centro son turistas. En Londres, aunque también hay muchos, estos son más bien estudiantes y gente que se instala aquí para vivir o trabajar. Una verdadera ciudad cosmopolita.


En uno de los clásicos buses de Londres.

Estocolmo.

¡Qué frío! ¡No podríamos haber elegido mejor época para venir! Aunque acercarse a Estocolmo siempre merece la pena.

La ciudad está asentada sobre un conjunto de 14 islas unidas por puentes. El casco histórico está en la islita de Gamla Stam, en el centro. En muchas zonas entre las islas, el mar estaba congelado.

Pese a que la cultura sueca es parecida a la nuestra, de los países de Europa en los que estuve, Suecia fue donde más sentí que estaba de verdad en el extranjero. Por la distancia, por el clima, por la arquitectura, que es bastante diferente a la nuestra y por encontrarme gente alta y rubia por todas partes...




A pesar del tiempo, a mucha gente de Estocolmo le gusta tomar... ¿El sol?


04 febrero 2009

Moverse barato por la France.


Auto-stop.

Esto es algo que me ha chocado mucho ya que pensaba que sólo ocurría en las películas, pero resulta que es muy común en Francia.

Conozco a dos chicos argentinos que lo probaron en las vacaciones de Toussaint y con muy buen resultado, ya que hicieron la ruta de los castillos del Loira, desde Orleans hasta Nantes, a dedo.

Ellos simplemente ponían un cartelito con el nombre de la ciudad a la que querían ir y así fueron pasando de un lugar a otro. ¡Esto sí que es montarse unas vacaciones a precio!

Covoiturage.

Consiste en que una persona que va a viajar sóla en coche a algún sitio, ofrece los asientos libres a cualquiera que esté interesado, a cambio de compartir los gastos de gasolina.

Hay una web en la que se pueden encontrar anuncios de este tipo: www.covoiturage.fr. Además, es muy frecuente encontrar anuncios también en los tablones de las facultades.

Es una opción muy buena para acercarse el viernes a alguna ciudad a pasar el fin de semana y regresar el domingo, ya que este tipo de viajes son los más frecuentes. Aunque también funciona muy bien para recorridos más largos.

Nosotros lo utilizamos para ir un fin de semana desde Rennes hasta Angers. Éramos 4 personas más el conductor y le pagamos 4 euros cada uno.


30 enero 2009

Cómo se las arreglan en Francia para trabajar menos.

Durante estos meses en Francia he observado en las tiendas y comercios, que muchos trabajos que en España se suponía que correspondía hacer a sus empleados, aquí los tiene que hacer el propio cliente. No hay otra opción. Por eso estoy aprendiendo a hacer un montón de cosas nuevas. Para las tiendas es una forma de liberarse de trabajo innecesario y al mismo tiempo de prestar mejor otros servicios. Creo que deberíamos aprender de los franceses.



Imagen extraída de http://cosasdeperros.wordpress.com/tag/perro-disfrazado/


Fotocopias.

Cuestan 10 céntimos cada una. Aunque se puede comprar una tarjeta de fidelidad si se hacen muchas, para que así salgan a un precio más económico.

Pero atentos a lo verdaderamente divertido del asunto. ¡Es el propio cliente quién tiene que hacerlas! No os asustéis, no es difícil. Después de probar unas cuantas veces se le va pillando el truco.


Recargar el móvil.

Las personas que tenemos el privilegio de pertenecer al club de los que no tienen un móvil de contrato, cada vez que queremos recargarlo, tenemos que comprar unas tarjetitas que se venden en los estancos o en los supermercados y luego introducir en el móvil un número secreto para hacer la recarga. Otra forma de recargar el portable, como aquí lo llaman, es con una tarjeta bancaria.

Hablar por móvil en Francia es caro. Por 15 € se puede hablar alrededor de 30 minutos, durante un mes. Si transcurrido ese plazo no se ha gastado todo el saldo, se pierde el derecho a hacerlo. No es posible ahorrar o acumular crédito para meses posteriores.


Supermercados.

La bolsa se trae de casa. Hay que movilizarse contra el cambio climático.

En la cola del supermercado viene lo simpático del asunto. Los cajeros nunca te ayudan a meter tu compra en la bolsa. Por tanto, si haces una compra muy grande, es muy probable que no te dé tiempo a meter todas tus cosas en la bolsa, antes de que te echen encima los productos del siguiente cliente. Por que es que además, aquí no tienen separadores de compra en las cajas. Oh, là, là!


Gasolineras.

En Francia existen gasolineras abiertas las 24 horas, en las que se paga introduciendo la tarjeta bancaria en un terminal que tiene el propio surtidor. Las gasolineras ya no son aquellos entrañables lugares en los que se podía mantener una agradable conversación con sus trabajadores. Nos tendremos que conformar con que una voz robótica nos diga: -"Muchas gracias. Buen viaje."-


18 enero 2009

Visita a Dinan. Ciudad hermanada con Lugo.

Este domingo un grupo de gente de nuestra residencia hicimos una expedición a Dinan, ciudad que está hermanada con mi querido Lugo.

La ciudad es muy bonita. Tiene una muralla medieval alrededor del centro y un castillo. También tiene un río que desemboca en el mar, varios kilometros más arriba, y con su propio puerto deportivo. ¡Precioso!



De izqda. a dcha. Enrico y Agnese (Italia); Fai (Hong-Kong); Augusto y Julieta (Argentina); Vanessa (Chile); Anna (Barcelona); Mandy (Hong-Kong) y Martín y Rubén (Los lucenses).



Por supuesto, en Dinan también hay una calle Lugo. El Boulevard de Lugo, para ser más exactos, que termina en la plaza de Galicia, donde está la Gendarmerie (Lo equivalente a la Guardia Civil, en Francia) Es curioso, en Lugo tenemos también nuestra calle Dinan que termina en la plaza de Bretaña, donde está precisamente el cuartel de la Guardia Civil.

Un saludo a todos los lucenses que me leen. Después de haber visitado Dinan, y habiendo visitado anteriormente Viana do Castelo (Portugal). Para completar la lista de ciudades hermanadas con Lugo, sólo me falta conocer una ciudad china (Qinhuangdao), donde comienza la gran muralla. Más adelante...



Vista de la zona del puerto de Dinan.